Archivo del blog

Antes de empezar con la historia lean la descripción de los personajes aquí arriba

18 feb. 2012

Capitulo 13

Las cosas no iban bien, no para Alyse, no para Benjamin, no para Camille, ni tan siquiera para el siempre optimista Spencer. A Camille la mataba ver a Benjamin tan ¿Triste?¿Enojado? La verdad ni siquiera sabia cual era su humor, lo único que sabia era que la felicidad se había esfumado de el. Esa felicidad que ella creía que le proporcionaba ya no era algo propio de Benjamin. Lo que mas afectaba a Camille era no saber porque todo esto pasaba, porque estaba cambiando tanto, claro, ya había fabricado unas cuantas ideas, una de ellas era que no le gustaba a su trabajo, aunque eso ya se lo había dicho, u otra ,la mas absurda de todas, extrañaba a sus padres, extrañaba su hogar. Pero Camille no podía comprobar ninguna de estas posibilidades,ya que su esposo se rehusaba a hablar del tema. 


Ella tenia miedo, miedo de que nada fuera a mejorar...


Benjamin yacía acostado en su cama, en su mano tenia una pluma y con la otra sostenía un pedazo de papel. Escribía una carta, cosa que nunca había echo.Pensaba en cuales palabras serian las apropiadas.


- ¿Ben?- los pasos de Camille se hacían mas fuertes a medida que avanzaba a la habitación. Benjamin se apuro a esconder el pedazo de papel. Ella entro al cuarto, camino hacia la cama y se sentó junto a el.- Hey, estaba pensando en salir hoy...¿no crees que hace mucho que no tenemos una cita?- Benjamin asintió asegurándose que la carta que se había escondido apuradamente en el bolsillo del pantalón no se hubiera salido.- Siento que hace mucho que no pasamos tiempo juntos- dijo mientras jugaba con su mano. - Entonces ¿Que te parece?


- Hummm... Camille, tengo muchas cosas que hacer... Se acercan los exámenes, tengo que planear.- se excuso. Camille suspiro mientras soltaba su mano.


- Me lo imagine- dijo decepcionada y enojada. Se levanto y camino hacia la puerta, ya ahí se recosto en el marco con los brazos cruzados y lo miro- Ben... ¿que es lo que pasa? Últimamente casi ni me miras, ya ni siquiera te despides de mi en la mañana, siento que vivo sola...- Benjamin sintió como su corazón se retorcía. Su esposa estaba triste, gracias a el. 


-Yo... yo..- tartamudeo, Camille lo siguió mirando.




- ¿Que es lo que no me puedes decir?- pregunto. Benjamin se quedo un segundo pensando en que decir. Bien se lo podía confesar todo, era el momento perfecto. Pero no tenia la fuerza, estaba confundido...




- Camille... Te lo diré todo en el momento apropiado...- Benjamin clavo su mirada al piso. Camille volvió a acercarse a la cama y lo tomo de la mano, se la llevo al pecho.


- Ben... Sea lo que sea... Siempre voy a estar a tu lado... Siempre estaremos juntos... Nada nos puede destruir si es de lo que tienes miedo...- si solo supiera el secreto, pensó Benjamin, este sintió como su corazón se rompía en dos pedazos. La culpa lo había consumido. Pero se lo merecía. Benjamin no dijo nada, ni siquiera tuvo la fuerza de asentir,ya había mentido demasiado. Al no oír ninguna respuesta, Camille salio del cuarto. Benjamin suspiro fuertemente .Ya ni sabia que hacer... Todo se derrumbaba...




Por otro lado, Spencer, el ahora prometido de Alyse estaba sentado en la sala de su casa viendo como Alyse y su madre no paraban de hablar de la boda, bueno, su madre ya que Alyse solo se limitaba a asentir y sonreír.


Cuando le confesaron a los Powell (los padres de Spencer)  que se habían comprometido ellos, extrañando por completo a Spencer y Alyse, se habían puesto eufóricos, mas su madre. Ella no podía estar mas feliz, es mas, Alyse estaba segura que durante toda su estadía en la mansión era la primera vez que la veía sonreír. Alyse les había mostrado su hermoso anillo plateado y por supuesto el Señor Powell  había felicitado a Spencer por su exquisito gusto y la Señora Powell aun no lo había terminado de inspeccionar. Pero, por muy perfecto que pareciera el escenario, ni Alyse ni Spencer eran felices.


Alyse no podía dejar de pensar en Benjamin... Se sentía traicionada, se sentía engañada, el verdadero padre de su bebe era un idiota. Pero nada podía evitar que Alyse, aunque no lo quisiera admitir, se estuviera empezando a enamorar de el ¿Porque? no lo sabia, en los últimos meses no  había mostrado mas que su personalidad grosera, inmadura y sobretodo deshonesta. Alyse no podía evitar sentirse como una chica ilusa cuando pensaba en aquella tarde en el bosque... O cuando Benjamin le aseguro que todo estaría bien... ¿Como le había creído? En una situación como esta ¿como algo saldría bien? ¿Irse a  vivir juntos? ¿Como no pensó en las consecuencias que eso traería? Un profesor y una alumna viviendo juntos... Formando una "familia" ¿Como fue a aceptar eso? ¿Enserio pensó que eso pasaría? Entre mas lo pensaba mas agradecida estaba de no habérselo dicho a Spencer, por muy culpable que eso la hiciera sentir, era lo mejor que podía hacer, era para el bien de todos.


Spencer estaba sentado al otro lado de la habitación, junto a su padre el cual estaba concentrado observando el anillo con una lupa. Tenia la vista clavada en Alyse, esta, por supuesto, no se daba cuenta, estaba ida, pensativa, su cara no reflejaba ninguna emoción en lo absoluto. Eso hacia que Spencer se sintiera inseguro. Alyse debería estar tan emocionada como el, debería estar sonriendo y hablando de vestidos junto a la Señora Powell, como una novia enamorada lo haría... El ya no sabia ni que pensar... Spencer había echo cosas que se juro  a si mismo nunca hacer solo para poder asegurarle una familia feliz a Alyse, pero al parecer a ella no le importaba.


- Spencer, hoy llego el correo- dijo el Sr. Powell después de darle el anillo a Alyse y luego callar a todos. - Y entre todas la cartas estaba esto. - de la bolsa que estaba en el interior de su saco tomo un sobre blanco, se lo entrego. Spencer lo miro. Alyse se sintió curiosa. Spencer leyó lo que decía en el sobre.


- Es un carta de la escuela de medicina- dijo mirándola fijamente. 


- ¿Que esperas? Ábrela- insistió su madre. Spencer le hizo caso y la abrió descuidadamente, tiro el sobre al piso y estiro la carta. A las miradas expectantes de su familia empezó a pasar su vista por los reglones. Espero dos minutos antes comunicarles lo que decía.


- Dice que...- miro a Alyse- Me aceptaron en la escuela de medicina.- su vos, al contrario de cualquiera que recibiera una carta con esas palabras, era débil, sin emoción, pero a sus padres no les importo, ellos sonrieron orgullosamente. Alyse no sabia que decir. Ella sabia que ese no era el sueño de Spencer, sabia que solo lo había hecho para poder formar una familia con ella. Alyse sabia que Spencer estaba sufriendo... gracias a ella. Estaba sacrificando todos sus sueños. 


Al mismo tiempo una pequeña parte de su cerebro, la que trataba no escuchar,  se sentía celosa. Como desearía ser ella la que recibiera esa carta. Como desearía que fueran sus padres los que la felicitaran y le dijeran lo orgullosos que estaban de ella...


-¡Sabia que lo lograrías, hijo!- el señor Powell, en un gesto poco suyo, abrazo fuertemente a su hijo- Al parecer seras el próximo Doctor Powell. 


- ¡Estamos tan orgullosos de ti!- su madre le dio un beso en la mejilla y luego tomo la carta y empezó a leerla.- Que dicha que recapacitaste y olvidaste esa tonta idea tuya de ser nadador- apretó su mejilla. Spencer asintió con una sonrisa fingida. 


Alyse, cuando los Powell se alejaron de Spencer, se acerco y lo abrazo fuertemente.


- No se que pensar acerca de todo esto- le susurro al oído.


-Yo tampoco, Aly, pero lo hago por ti... Y por el bebe...- Alyse, al oír esto, le dio un beso en la mejilla.


- Eres lo único perfecto en mi vida ¿sabes?- dijo mientras ponía sus manos en sus mejillas, una a cada lado, luego, a pesar de que los Powell les habían prohibido muestras de cariño publicas, lo beso.


Alyse estaba tan confundida con sus sentimientos. Ella estaba segura de que amaba a Spencer, pero era un amor algo raro... Con Benjamin era diferente, no lo amaba, pero pensaba en el todos los días, y, sin saber porque, sentía un gran urgencia de verlo, estaba enamorada, o por lo menos eso era lo que sus síntomas marcaban.


- Oh, Alyse, también llego una carta para ti- dijo su madre en un intento exitoso de romper su momento amoroso.- La mucama la puso en tu cuarto.- Alyse asintió, no sin extrañarse ya que casi nadie sabia que vivía allí.


-Entonces, ¿que les parece si salimos a celebrar?- pregunto su padre con una sonrisa. Spencer miro a Alyse, esta trato de ocultar su disgusto por la idea, pero Spencer la conocía, sabia que estaba cansada.


- Creo que mejor lo dejamos para mañana.- Spencer rodeo con su brazo la cintura de Alyse- Hoy a sido un día largo.- sus padres asintieron.- Nos iremos a dormir... 


- De acuerdo, en ese caso, nosotros también.- los padres de Spencer se tomaron de la mano, se miraron y sonrieron.- Que pasen buenas noches.


-Igualmente- respondió Alyse. Los Powell se alejaron y en la sala solo quedaron Spencer y Alyse.


- Sabes, no creo que se den cuenta si me escabullo esta noche a tu habitación. Y si se enteran, no creo que se enojen, digo, estamos comprometidos.- dijo Spencer emocionado mientras tomaba las manos de Alyse.


- Nada me haría mejor que tu compañía esta noche.- le susurro Alyse con una sonrisa cansada.


- De acuerdo, iré por mis cosas.- Spencer salio corriendo a su habitación. Alyse también camino rápidamente a su habitación, así le daría tiempo de ponerse sus pijamas.








Entro al cuarto y rápidamente se dirigió a su armario. Pero antes de que llegara allí, algo atrajo su mirada. Colocada perfectamente en el borde de su cama estaba ese sobre blanco del cual la Sra Powell le había informado. Lo miro unos segundos, luego se encamino al armario de nuevo. Tomo su pijama rosada, luego la carta y se dirigió al baño de la habitación. Cerro la puerta con llave. 


En el sobre solo estaba el nombre de Alyse en grande, nada de destinario, ninguna postal. Seguramente alguien había venido en persona a dejarla.


La abrió y , al ver lo que contenía, la aparto rápidamente asustada. 


-¡Dios!- grito como reflejo. Rápidamente se tapo la boca, estaba segura que Spencer estaba en la habitación y lo menos que quería era que la escuchara.


Tomo el sobre de nuevo y miro adentro. Había un gran fajo de billetes. Lo saco y lo contó, eso hizo que sus nervios y su confusión aumentaran. Hay había suficiente dinero para cuidar de una familia por un mes. Después de contarlos mil veces, y mirarlos contra la luz para asegurarse de que no fueran falsos, Alyse se dio cuenta de que entre los billetes había un pedazo de papel doblado, lo saco y puso el dinero en el estante junto a ella. La abrió y empezó a leer.


Alyse
No se porque te escribo una carta cuando hay métodos mucho mas sencillos de comunicarme contigo, pero al parecer tu te niegas a aceptarlos.Por si no te has dado cuenta (estoy seguro de que si lo has echo) te eh llamado incontables veces, en vano claro, ya que tu te niegas a contestarme. 

No me siento bien acerca de como terminamos hace una semana. Tu estabas enojada, yo estaba enojado y todo se convirtió en caos. Pero, contrario a lo que me imagino que piensas ahora mismo, esta no es una carta de disculpa. Estoy completamente seguro de que no tengo razones para disculparme. Todo lo que hice fue por tu bien, y, muy diferente a lo que tu crees, no fue con intención de "arruinarte la vida". No te voy a mentir, creo que tu reacción fue exagerada, sabias que no podías estar en las animadoras con tu estado, lo único que hice fue acelerar las cosas. Es mas, creo que en lugar de estar enojada conmigo deberías estar agradecida de que me tome la molestia de hacerte las cosas mas sencillas. Estoy casi seguro de que si te estuviera diciendo esto cara a cara tu respuesta seria la típica " Nada es sencillo en esta situación" o "No tienes el derecho de meterte en mi vida"  hasta casi oigo tu voz en mi mente.

Sabes, me dolió cuando aceptaste la propuesta de Spencer, no por mi sino por el, estas en camino de causarle un gran sufrimiento injustificado, pero al parecer aun estas con esa ceguera que no te deja diferenciar el bien del mal. Pero, como siempre, tratare de ser tus ojos en esta situación. Lo que haces esta mal, y se que te lo eh dicho ya varias veces pero en nada afecta que te lo recuerde de nuevo. Alyse, se que crees que casi llegas al cielo pero lo que haces es cavar tu propio camino hacia el infierno. Tal vez creas que lo que digo es tonto y sin sentido, pero en poco tiempo desearas haberme echo caso, estoy seguro. 

Mi mano esta aun ahí, puedes tomarla cuando quieras. Soy mitad responsable de esto, no hagas pagar a Spencer. Es un buen chico, no lo creía al principio pero ahora no tengo duda. El te ama, Alyse, no se merece que juegues con el.

Este dinero es solo una prueba de lo mucho que importa esto. Recibirás la misma cantidad todos los meses, es lo mínimo que puedo hacer, o mas bien, es lo máximo que me dejas hacer. No trates de devolverlo, créeme, te ayudara de mucho. 

Piénsalo un poco Alyse.

Atentamente: Benjamin.






----------------------------------------------------------------------------


Siento mucho durar tanto en publicar. Se que al igual que mi ustedes odian las excusas pero creo que es necesario darlas. Entre al colegio esta semana, y no es que me han dejado montañas de trabajos pero este año me hice la propuesta de tener notas altas y tengo la idea de que la clave para un buen año esta en el comienzo, si comienzas mal (desordenada, sin entender la poca materia que te dan) pues no se puede esperar mucho de lo que resta del año, por eso eh intentado mantener todo perfecto esta primera semana. Intentare publicar pronto.


Tengo unos cuantos premios que no eh puesto pero la verdad es que me muero por publicar esta entrada lo mas pronto posible por lo tanto los dejare para la proxima.


Hope you like it!! :)


Atte: Cris


Pd: ¡Muchas gracias a todas mis nuevas seguidoras! Aprecio mucho sus comentarios en la entradas, nada me alegra mas que leerlos :) 
Pd2: No eh comentado en ningun blog porque, como ya leyeron arriba, no eh tenido tiempo. Pero intentare hacerlo pronto.









5 comentarios:

Aprendiz de escritora♥ dijo...

El estupido de blogger no me aviso que publicaste .___.
pero finalmente leo esto, aunque solo a pasado un dia Xd
Te entiendo perfectamente la escuela es aboserbente, yo estoy igual y me atreveria a decir que peor porque tengo examenes diarios teoricos, practicos y orales ._. y ademas con cadaveres .-. pero eso no importa, te entiendo y respeto que publique cuando puedas(;

Pobre Alyse, ella tiene la culpa pero no dejo de sentirme mal por ella, se arruino todo su sueño, me sentiria terrible si me pasara algo asi. Al menos los padres de Spencer ya no son tan frios, él es un lindo, hermoso y comprensivo, que triste que tenga que sacrificar su futuro. Sobre Benjamin no se que pensar, se comporta a veces demasiado inmaduro y otras tantas es podria decirse que la madurez andante:/ aún no me creo que la hayan hechado de su casa :c que tristezaa
Por cierto, espero no te moleste que te diga esto, pero es una pequeña critica constructiva, has escrito "vos" y me temo que debe ser "voz". Lo digo de buena forma, y sabes que igualmente me puedes corregir cuando sea necesario (;
saludos Cris

una chica cualquiera dijo...

porfin !!! :)q me llevaba metiendo todos los días para ver si seguías jajajaja y no pasa nada, es verdad q `primero son los estudios y eso..así q espero q hayas empezado genial y con ganas! un besote y espero leerla de nuevo pronto!!

*Kuroneko* dijo...

Ah, voy a matar a alguien. El asunto se está poniendo feo... y no tengo mucho para decir aparte de lo que dije hasta ahora. Por lo menos Benjamín intenta hacer algo... pero Alyse es una pelotuda y punto. Espero que las cosas se solucionen rápido, ya me estoy impacientando...

Anónimo dijo...

Hey! Una preguntita, los padres de Spencer saben que Alyse esta embarazada no?, lo siento es que soy un poco distraída

Agus! dijo...

me gusta mucho tu blog pasate por el mio ; haber que te parece yo te sigo :)

http://www.conundeseoenlasmanos.blogspot.com/

besos; y te espero.