Archivo del blog

Antes de empezar con la historia lean la descripción de los personajes aquí arriba

24 mar. 2012

Capitulo 14

Mañana sera un día mejor. Mañana sera un día mejor . Mañana sera un día mejor.

Era de noche, estaba en la cama cubierta por un grueso edredón y encima los musculosos brazos de Spencer que de vez en cuando se escabullía para poder acompañarla.

Mañana sera un día mejor. Mañana sera un día mejor. Mañana sera un día mejor.

Seguía repitiéndolo en la mente, era la única forma con la que se calmaba, la única forma en la que podía dormir. Aunque en ese momento estaba todo excepto tranquila, sus ojos estaba cerrados fuertemente, tanto que ya le empezaba a doler la cabeza. Recuerdos dolorosos, recuerdos vergonzosos, recuerdos humillantes se aparecían en su mente, los odiaba, pero aun así aparecían sin su permiso. 

Los días habían sido malos. Desde que se había salido de las porristas y desde que había empezado a usar ropa mas abultada todo había cambiado. Aunque no había sido hace mas de una semana cuando sucedió algo que ella nunca creyó que sucedería.

Estaba en la cafetería, era la hora del almuerzo, lo hora que mas le gustaba del día, era la hora que usaba para descansar. Usualmente se sentaba con sus amigos, en la "Mesa de los Populares" como muchos la llamaban, y aunque no lo quisiera admitir, Alyse era la que la encabezaba, claro, ella y su novio Spencer, pero este ya se había ido,ya que había aprobado las materias que le faltaba, por lo tanto Alyse se sentía un tanto sola. Ansiaba estar con sus amigos, ella sabia que estos la confortarían, ella sabia que con ellos se podía relajar un poco. Pero justamente lo contrario sucedió. 

En sus manos tenia una botella de agua y un recipiente que contenía frutas. Llego a su mesa, pero algo raro paso. Todos lo que estaban allí se quedaron en silencio y bajaron la vista, cosa que la extraño, peor igualmente camino hacia su asiento usual. Justo cuando iba a sentarse una de sus amigas puso su bolso en la silla.

- Lo siento, Alyse, esta reservada.-

-¿Reservada?- se rió- ¿Reservada por quien?

- No hay campo en la mesa, lo siento- respondió otra. Alyse miro a todos los que estaban sentados en la mesa. Muy pocos fueron los que se dignaron a alzar la vista.

- Por favor, ¿de que están hablando?- dijo ignorando la situación. Corrió el bolso que estaba colocado en su silla. 

-Alyse... No puedes estar con... nosotros...-Alyse no podía creer que esas palabras vinieran de Alexa, una de las cuales Alyse estimaba mas.- Lo hemos discutido, Alyse, tu no eres una buena influencia...

- ¿Una buena influencia?¿Desde cuando les importa eso?

- Desde que quedaste embarazada- dijo groseramente.

- Me esta... ¿Me están echando del grupo? - mascullo un poco sorprendida- Pero, ni siquiera se me nota.- todo su orgullo se fue por la basura, pero no le importaba, no dejaría ir su status.

- Si, gracias a la enormes sudaderas que usas- la miro de una manera despectiva 

- Saben, yo forme este grupo. Yo soy la que dirige este grupo.- su tono de vos fue subiendo a medida que su hormonas se alteraban.- ¡Sin mi ustedes no son nada mas que un montón de copias baratas!

- No somos copias de nadie, Alyse. Y deja de hacer una escena..- susurro Alexa avergonzada mientras miraba alrededor de la cafetería.- Lo sentimos.

- No, yo soy la que lo siento.

- ¿Porque lo sientes?- pregunto un poco extrañada.

- Por esto- Alyse abrió su botella de agua, la coloco encima de la cabeza de Alexa y se la derramo encima mojándola por completo.

-¡¿Que haces?!- grito mientras se levantaba para intentar fallidamente que no la mojara mas.

- Oh, lo siento,  ¿Arruine tus costosas extensiones?- dijo sarcásticamente mientras caminaba hacia atrás, alejándose de la mesa. Todo el mundo la miraba, incluido Benjamin el cual estaba sentado en la mesa de los profesores.




Mañana sera un día mejor. Mañana sera un día mejor.- se repitió de nuevo.


Alyse ocupaba apartar esas vergonzosas imagenes de su cerebro. Lo único que hacían era ponerla tensa. Alyse no se había dado cuenta que su posición había cambiado, ahora estaba echa un ovillo en la cama con su puños fuertemente apretados contra su pecho, en su cara había una mueca de vergüenza. 




- ¿Alyse?- susurro la vos soñolienta de Spencer.


-¿Si?- respondió después de dudar si debería hacerse la dormida.


-¿Porque estas despierta?- Spencer apretó mas sus brazos alrededor del cuerpo de Alyse.


-Tuve un mal sueño- mintió mientras se volvió, quedando cara a cara con Spencer. Este la miro y sonrió. Con su mano aparto el pelo de la cara de su novia.


-Cuéntame.


-No quiero hablar de eso...- dijo mientras se acurrucaba en el cuerpo de Spencer.


- De acuerdo.- le dio un beso en su cabello.- Trata de dormir.Mañana debes estar con todas la energías. Mañana por fin sabremos si nuestro bebe es hombre o mujer- Spencer se notaba emocionado, contrario a Alyse quien suspiro y cerro los ojos.- Duerme bien...


Mañana sera un día mejor. Mañana sera un día mejor.










-¡No se lo que esperas de mi! ¡Aveces siento que por mucho que luche para hacer que este matrimonio sirva tu siempre terminas estropeándolo!¿Que es lo que quieres?¿Eh? ¿Quieres tomarte un tiempo?¿Es que ya no me amas?- Gritaba Daphne mientras se quitaba su collar y aretes y los ponía en su joyero.


Daphne y Jonathan estaban en su cuarto,era de noche y estaban  haciendo algo que no era muy usual en ellos. Estaban discutiendo. 


-No, ¡No! Daphne, tranquilízate. Solo por que cancele un viaje no significa que no te ame.¡No exageres!


-¡Eh planeado este maldito viaje por casi tres meses, Jonthan!¿Como se te ocurre decirme un día antes que no quieres ir?- Daphne tiro violentamente uno de sus zapatos negro de tacón hacia donde estaba el, Jonathan lo esquivo ágilmente. Se quedo en shock. Daphne no era una persona violenta.


-¡Suficiente, Daphne!- le grito.- Ultima mente has estado muy rara. No se lo que te pasa. No se lo que esta pasando con nosotros. Y esto- dijo mientras rejuntaba el zapato- Esto fue la gota que derramo el vaso.¿Violencia?¿Como fuiste capaz de rebajarte a ese nivel?- Daphne estaba avergonzada, pero su orgullo no dejaba que lo mostrara.- Cambiaste. Cambiaste en poco tiempo. Siento que ya no te conozco conozco Haces cosas de la que nunca te creí capaz... Dices cosas que nunca creí que saldrían de tu boca. ¿Que pasa, eh?¿Es esto por lo de Alyse? Porque aun no es muy tarde para hacernos cargo de ese error.


-¡Echarla de la casa no fue un error! Fue la mejor decisión que pudimos haber tomado en esas circunstancias.


- Que pudiste haber tomado- corrigió- Yo no tuve nada que ver allí.


-Si, pero tampoco trataste de impedirlo...


- Si, lo se, ese fue el peor error que e cometido. - Jonathan tomo su ropa del armario- No quiero dormir aquí.- dijo mientras caminaba hacia la puerta. Daphne miro como se marchaba. Sintió como su mundo se desmoronaba.










Con los ojos cerrados, intentando no ver la mas grande evidencia de su realidad, Alyse yacía acostada en la camilla del consultorio del doctor. Como la primera ves, tenia ese liquido frió y azul en su ya crecido abdomen. Spencer estaba junto a ella. Este intento tomarla de la mano, pero ella la aparto.


-Es tan pequeño- Spencer comentaba con cariño. Eso molestaba a Alyse. Quería silencio. Quería estar en otro lugar, quería vivir en otra realidad.


- Sabes, son muy pocos lo padres que lloran... Cuando un padre llora en mi consultorio se que sera un buen papa.- Alyse rápidamente abrió lo ojos y miro a Spencer. Sus ojos estaban rojos y en su mejilla derecha había un rastro de lágrima. Alyse se sorprendió. Esta se atrevió a mirar al monitor. No tuvo que esforzarse mucho para distinguir ese bulto blanco en el medio. Había crecido. De eso no había duda. Ya se empezaba a formar su cabeza y su cuerpo. Ya tenia forma de ser humano. Pero nada de eso hizo que Alyse sintiera alguna clase de cariño por el bebe, por lo menos no concurrentemente.




- Entonces ¿Sabe cual sera su sexo?- pregunto Alyse intentando romper ese silencio incomodo.


-Bueno, parece que sera un niña- dijo observando concentradamente el monitor.- Si, definitivamente es un niña.- Alyse sonrió inconscientemente, apenas se dio cuenta de esto la oculto. Miro a Spencer. Este estaba sorprendió, Alyse nunca lo había visto sonreír tanto. Estaba feliz, verdadera mente feliz.- Felicidades. 


- Gracias- Spencer miro a Alyse, se acerco y le dio un pequeño beso en su frente.- Vamos a tener un niña- le susurro. Alyse fingió una sonrisa.




- Y bueno, el bebe esta bien, esta saludable, su ritmo cardiaco es fuerte y normal a esta edad- el doctor siguió hablando, pero Alyse dejo de prestarle atención. Su mente rondaba en sitios en que ella no quería que rondara. Las imagenes mentales de Alyse y una pequeña niña rubia tomadas de la mano comprando ropa hizo que su corazón su calentara. Nunca había pensado en que sexo hubiera preferido para sus hijos, pero definitivamente saber que seria una niña le genero un sentimiento acogedor. Rápidamente aparto esa idea de su cabeza. Alyse no era un persona terca, pero en esta situación su mente estaba totalmente cerrada. No sabia porque, pero tenia miedo de querer al bebe. No se sentía segura en la situación en la que estaba.


- Alyse- llamo Spencer haciendo que Alyse volviera- El doctor no pregunto que si queremos el vídeo.


- Oh.. emmm... Con la fotografías esta bien...¿Me puedo limpiar esto ya?- pregunto refiriéndose al gel.


-Claro, ya hemos terminado.










-Ayer hable con Melisa, y adivina que, me dijo que los vecinos de al lado se van a ir, y ¿sabes porque? Supuesta mente los estafaron y se quedaron sin dinero, dice que ahora viven en un motel. También me dijo que ya una familia compro la casa. Supuesta mente es una pareja con dos niños y uno en camino. Este vecindario se esta volviendo un vecindario familiar- Benjamin y Camille almorzaba en su casa, Camille había empezado con uno de sus interminable mascullidos, cosa que molestaba a Benjamin, nunca le habían gustado los chismes, todo lo contrario a Camille la cual siempre estaba al tanto de todo.-¿Ben?¿Me estas poniendo atención? Sabes, creo que es un tema importante saber quienes son nuestros vecinos. Creo que es importante que cuando tengamos niños estos tenga lo que nosotros no tuvimos, un lugar de recreación donde puedan tener muchos amigos, ya sabes, como en los vecindarios de la películas. - Benjamin asintió.- Pero claro, si no quieres hablar de esto, de acuerdo, empieza tu un tema de conversación.


- ¿Que tal si no hablamos?


- No seas grosero, la clave para un matrimonio largo y feliz es la comunicación. Lo leí en una revista hace unos días. También hice un test, pero tu no estabas por lo tanto tuve que responder algunas preguntas por ti, y ¿Sabes que salio? Salio que nuestro matrimonio es uno ejemplar, aunque claro, hay algunas cosas en las que debemos mejorar, como en la comunicación, claro, de tu parte ya que yo siempre estoy disponible para hablar- el sonido agudo del timbre interrumpió a Camille.- Oh, yo abro- dijo levantándose rápidamente de la mesa y caminando hacia la puerta. Benjamin suspiro, oír hablar a Camille lo cansaba. 


Camille se acerco a la puerta y la abrió. Se sorprendió al ver quien era, al igual que Alyse.


- Lo... Lo siento.. creo que me equivoque de casa- rápidamente Alyse trato de alejarse de allí. No se había equivocado de casa, sabia exactamente quien era ella.


- Espera, yo te conozco... Tu eres alumna de mi esposo. Si, claro, me recuerdo muy bien de ti. 


- Creo que se equivoca.- Alyse de nuevo trato de escapar.


- No, tu eras la que le pegaba aquel día. Me acuerdo muy bien. Pero tranquila, pasado pisado. ¿Buscas a mi esposo? 


- ¿Usted es la esposa del Profesor Pollard?- trato de hacerse la tonta.- Le venia a dejar un trabajo.- mintió.


-¡Ben! ¡Te buscan!- grito viendo a Alyse fijamente. Sonrió- Debe ser difícil estar en el colegio mientras estas embarazada.


- Lo es...- dijo con la vista clavada en el piso.


- ¿Cuanto tienes?


- Voy a cumplir 5 meses.- alzo la vista y vio como Benjamin se quedo paralizado en el umbral de la puerta.- Vine a dejarle el ensayo que me pidió- actuó.


-Oh... Si, claro... El ensayo.- Benjamin le siguió el juego.- Camille, ¿estas cocinando algo? Huele a quemado allí adentro.- mintió para deshacerse de su esposa.


- Oh, el pastel- dijo mientras corría hacia la casa. Benjamin cerro la puerta y camino hacia donde estaba Alyse.


- Lo siento tanto- se disculpo- No quería interferir. Tenia la idea de que ya no estaban juntos...- dijo Alyse confundida con su vista en el piso. Benjamin no sabia que decir, por lo tanto Alyse continuo- Solo vine a agradecerte por el dinero, nos ha servido de mucho...


-Me alegro


- Toma- Alyse saco de su bolso un pequeño sobre y se lo entrego a Benjamin, este lo empezó a abrir- Fui al doctor hoy por la mañana. Voy a tener un niña, quizá traerte las fotos. Lo siento si es inapropiado a o algo por el estilo, pero quería que la vieras.


- Es tan grande- Benjamin estaba visiblemente impresionado viendo las fotos. Alyse noto como sus ojos se pusieron rojos. - Desearía haber estado allí.


- Puedes venir la próxima vez...- apenas dijo eso se arrepintió.


-Tomo tu palabra.- se apresuro a decir mientras seguía ido viendo las fotos.


- Te las puedes quedar, si quieres- Alyse lentamente empezó a alejarse de el- Nos vemos- se apresuro en despedirse, no quería encontrarse a Camille de nuevo.




No hay comentarios: