Archivo del blog

Antes de empezar con la historia lean la descripción de los personajes aquí arriba

2 dic. 2011

Capitulo 3

Alyse estaba en la orilla de la piscina acompañando a Spencer.

        ¿A veces no te dan ganas de escapar, de simplemente irte y ver el mundo tal como es, de por fin poder ser libre?- preguntó Alyse mientras tocaba la fría agua con su dedo índice.

        Siempre, por eso nado. Me hace sentir libre, me hace sentir dueño de mí mismo, siento que es lo único que enserio es mío, que enserio logro disfrutar.

        ¿A qué te refieres con eso?- pregunto Alyse sin comprender.

        Bueno, me refiero a que desde que nací mis padres siempre me ha presionado a ser lo que ellos quieren, a ser ese hijo que ellos siempre quisieron, desde que nací me educaron para ser cierta persona, y esa persona la verdad es que no soy yo. La natación fue un medio para rebelarme, fue la primera vez que no les hice caso a mis padres, y pues claro se enojaron, aún están resentidos, por eso nunca vienen a mis competencias. Y cada vez que nado me recuerda que soy libre de ser quien quiera ser. – nadó hasta donde estaba Alyse y apoyo sus brazos en la orilla. Alyse lo miro y sonrió.- Nunca le he dicho esto a nadie, pero apenas cumpla 18 me iré de mi casa, iré de mochilero por todo el mundo.
        ¿Y me vas a dejar sola?- bromeó Alyse.

        Puedes venir conmigo si quieres, nada me gustaría más que compartir esa experiencia contigo- dijo un poco tímido, como si le avergonzara decirlo en vos alta. Alyse se rio entre dientes.

        Me encantaría ir contigo, pero cuando tú tengas 18 yo voy a tener 17, es decir, aun voy a estar en el colegio.

        Puedo esperarte. Digo, es solo un año.
        ¿Harías eso por mí?

        Claro que lo haría. - dijo tomándola de la mano. Alyse estaba extremadamente conmovida- Imagínate, los dos juntos caminado por las calles de Paris. Besarnos en la punta de la Torre Eiffel y después hacer el amor en el balcón de un hotel- Alyse se puso roja. Spencer lo noto y sonrió.
        Pero primero tendremos que casarnos.- dijo Alyse.

        Eso no será problema. Haremos una boda secreta en una isla de Grecia, frente al mar, solo tú y yo.- Alyse sonrió.

        Eso me encantaría. Y después de haber recorrido todo el mundo viviremos en un pequeña casa en Roma donde aprenderemos a hablar italiano y comeremos pasta, mucha pasta. Y luego tendremos un niña, se llamara Rose, y será la niña más linda del mundo.- dijo Alyse entusiasmada.

        Y luego tendremos a un niño, que se llamara Spencer.

        Wow, que original- dijo sarcásticamente Alyse. Spencer se rio.

        Bueno, entonces se llamara Leo.

        Leo y Rose. Perfecto.- Los dos sonrieron.

        Te quiero Aly.

        Y yo a ti Spence.- él se acercó a ella y la beso suavemente. Luego sin previo aviso la tomo de la cintura y la tiro al agua.

- ¡Spencer!- grito Alyse mientras sacaba de cabeza del agua.- ¡¿Porque hiciste eso?!- dijo mientras se reía fuertemente. Spencer también se reía. Alyse se acordó de algo y se puso seria, hoy no se podía meter a la piscina, hoy debería estar con su periodo, es más, debería estar con su perdido ya hace tres días, pero no lo estaba.

        ¿Qué pasa? ¿Te enojaste?

        No, no, claro que no- disimulo- Solo estoy feliz. Muy feliz. Estoy tan feliz que quiero que vengas a mi casa esta noche, mis padres no van a estar.- Spencer la miro curioso.- Podemos tener un poco de diversión.- Alyse trato de sonar sensual, y lo logro.

        ¿Puedes ser un poco más clara?- pregunto Spencer sin creer lo que le estaba insinuando.

        Sabes a qué me refiero- dijo Alyse poniendo sus manos alrededor de su cuello y dándole un suave beso en sus labios.

        ¿Y qué pasa con tu anillo de castidad?- se atrevió a decir Spencer. Para Alyse ese anillo no significaba nada desde que se acostó con Benjamin, pero claro, no se lo podía decir a Spencer- Bueno, creo que es tiempo de que yo también me libere ¿no crees?

        Claro, claro- dijo Spencer entusiasmado. Alyse sonrió y se apartó de él.

        Bueno, entonces me iré. - dijo mientras nadaba hacia las escaleras. Subió y salió de la piscina.

        ¿Quieres que te lleve a tu casa?

        No, tranquilo. Tú sigue nadando. Yo me preparare para esta noche- tomo su bolso y salió corriendo.

Alyse no podía creer lo que acaba de hacer, pero no había vuelta atrás, lo haría.





Benjamin caminaba por el estacionamiento rumbo a su auto. Hoy había sido un día agotador. Últimamente de sentía envejecido, como si toda la energía que tenía antes se hubiera desaparecido, ahora no tenía tiempo para nada, todo se centraba en su trabajo. Había tenido que salirse del equipo de baseball ya que nunca tenía tiempo y si lo tenía estaba muy cansado como para jugar. Últimamente se sentía estancado, sentía como si estuviera varado en su vida, todas esas metas que en algún momento soñó en cumplir ahora eran cosas del pasado, ahora él era todo lo que nunca creyó ser, estancado en un pequeño pueblo, aburrido profesor, y atrapado en un matrimonio que gracias a él no era lo mismo que antes. Necesitaba rejuvenecerse, apenas tenía 26 años pero se sentía de 50. Necesitaba algo nuevo, necesitaba volver a vivir.

Llego a su casa y estacionó el auto en el garaje.

        Cariño, ya llegue- grito mientras entraba a su casa.

        Estoy  en el comedor- grito. -Ven.

Mientras caminaba se soltó la corbata y se quitó el pesado abrigo que llevaba. Entro al comedor y se sorprendió al ver lo que su esposa había preparado.

        Quería sorprenderte, has estado estresado últimamente, tal vez esto te pueda relajar un poco.- había preparado un hermosa cena romántica, habían candelas y pétalos de rosas por doquier. Benjamin sonrió, no sabía como pero Camille siempre lograba hacerlo sentir mejor.- También prepare un baño para después de la cena.- dijo sensualmente. Benjamin se rió

        Eso sí que me relajara- dijo besando a su esposa.

        Siéntate, traeré la comida- dijo caminando rápidamente hacia la cocina.

Benjamin amaba a Camille, detalles como estos eran los que le alegraban el día. Hace unos minutos se sentía rendido y muerto, pero ahora se sentía más vivo que nunca.

Camille volvió a entrar al comedor con dos platos de pasta que se veían exquisitos, Camille cocinaba deliciosos, como dicen, no hay mejor manera de conquistar a un hombre que con la comida.

        Se ve delicioso, cariño- dijo Benjamin mientras veía la comida.

        Lo hice con amor, para ti. Te va a encantar.- Benjamin no perdió tiempo y probo la comida. Camille le siguió. Mientras comían los dos se miraban y sonreían, no eran necesarias las palabras para expresar como se sentían una simple mirada lo decía todo en menos de un segundo. Se amaban, de eso no había duda.

        ¿Cómo estuvo tu día?- pregunto Camille rompiendo el silencio.

        Agotador- se limitó a decir- Pero ahora que estoy contigo me siento mucho mejor- Camille sonrió.

        Te amo.

        Yo más- dijo Benjamin, luego comió el último bocado de su pasta y se limpió la boca con la servilleta de tela que tenía en sus piernas.

        Traeré el postre- dijo Camille mientras se levantaba y recogía su plato y el de Benjamin. Luego camino hacia la cocina. Benjamin la siguió, se acercó a Camille y la abrazo por su espalda.

        ¿Qué te parece si dejamos el postre para después? - dijo mientras le empezaba a besar el cuello. - Ahora tengo ganas de otro tipo de postre- Camille se rio.

        De acuerdo. Ve al baño, yo ya llego.- Benjamin sonrió y le hizo caso.

Camino hacia el baño, abrió la puerta y otra vez se sorprendió, ese lugar también estaba lleno de candelas que le daban una iluminación romántica al lugar, la agua de la tina era espumosa y tenía pétalos de rosa flotando. Benjamin sonrió y se empezó a desnudar.

Luego se sumergió a la agua caliente de la tina, soltó un suspiro de satisfacción. Cerro los ojos y apoyo la cabeza en el borde de la tina. Se sentía más relajado que nunca. Una música suave y sensual lleno el baño haciéndolo aún más relajante, se abrió la puerta, Benjamin abrió los ojos. Su esposa entro totalmente desnuda al baño y le sonrió.

        Veo que ya te acomodaste- dijo Camille mientras caminaba hacia la tina. Benjamin admiraba su sensual cuerpo.

        Esto es estupendo, amor- dijo mientras ponía su mano para ayudar a Camille entrar a la tina.

        Use las sales que me regalaste en mi cumpleaños- dijo mientras se acercaba a él y lo besaba.

        Lo note- luego se empezaron a besar otra vez.

Y ahí estaban, un matrimonio perfecto, una pareja perfecta. La más clara prueba que el amor existía.






Spencer estaba en la puerta de la casa de Alyse, estaba extremadamente nervioso, no se animaba a tocar el timbre. Esta iba a ser la primera vez de Spencer, y el creía que también iba a ser la primera vez de Alyse. Venia preparado, en una bolsa  de su abrigo traía los preservativos y en la otra traía un caja de mentas. En sus manos tenía un ramo de rosas.

Alyse abrió la puerta. Spencer se asustó.

        Hace rato que estas allí, ¿qué pasa?- Alyse traía puesto un corto vestido rojo de tirantes, perfecto para la ocasión.

        ¿Cómo lo sabes?

        ¿Qué hace rato estas aquí? Bueno, cada vez que entra alguien el de seguridad llama. Creí que lo sabias. Ven pasa- dijo tomándolo de la mano.

        Estas son para ti- dijo entregándole el ramo de rosas ya dentro de la casa. Alyse sonrió y las olio.

        Son hermosas Spence, gracias. Quédate aquí, voy a traer un florero para ponerlas. Alyse se dirigió rápidamente hacia la cocina. Tomo un florero de vidrio y le puso agua. Se sentía nerviosa, su corazón estaba a punto de salirse de su pecho.

        Tranquilízate Alyse, todo va a salir bien.- se dijo a si misma mientras se apoyaba en el fregadero.

        ¿Necesita ayuda señorita  Peterson?- pregunto una de las sirvientas.

        No tranquila.- dijo mientras cerraba el tubo y ponía las rosas en el florero- No le dirá esto a mis padres ¿Verdad?

        Claro que no, y me asegurare que nadie se los diga.

        Gracias- dijo mientras la abrazaba, la mayoría de sirvientas trabajaban en la casa desde que Alyse había nacido, por lo tanto ella se había encariñado con todas.

        Suerte- le dijo- Y cuídese.

        Claro que lo hare.- dijo Alyse con una sonrisa mientras caminaba de nuevo hacia donde estaba Spencer. El la miró con una sonrisa.

        ¿Porque tardaste tanto?- pregunto mientras ponía sus manos en su cintura, ella rodeo su cuello con sus brazos y le dio un suave beso.

        ¿Estás listo?

        Claro que lo estoy. ¿Y tú?- ella en respuesta le enseño la mano donde usualmente tenía su anillo de castidad pero que en esta ocasión no estaba.

        Vamos- dijo mientras subía rápidamente las blancas escaleras que llevaban al segundo piso, donde se encontraba su habitación. Spencer la siguió.

        ¿Segura que tus papas no se van a enterar?- pregunto Spencer preocupado.

        Tu tranquilo, todo va a salir perfecto.- dijo abriendo la puerta de su habitación. 

Alyse lo había planeado todo perfectamente, había iluminado su cuarto con candelas y había quemado un poco de esencia de lavanda, la favorita de Spencer. Su cama estaba perfectamente tendida y estaba llena de pétalos de rosa.

        Wow, esto es... Increíble.

        Pase toda la tarde planeándolo.- dijo viéndolo a los ojos.- Ven quítate el abrigo- dijo acercándose a él y ayudándole a quitárselo.

        Oh, espera- dijo buscando rápidamente en su bolsa el paquete de anticonceptivos. - No podemos hacerlo sin esto- dijo. Alyse sonrió un poco colorada y colgó el abrigo de Spencer detrás de su puerta.

        ¿Estas nervioso?- pregunto Alyse mientras se sentaba en el borde de su cama. Spencer la siguió y puso su mano en la desnuda pierna de ella.
        Te amo, Aly, esa es mi respuesta.

        Yo también te amo- dijo mientras lo besaba.

Y así comenzó. Un promesa de amor eterno se convirtió en el inicio de un engaño, un engaño que rompería el corazón de los dos y marcaria sus vidas para siempre.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

aaaaaaa!
me muero!
alyse y spencer
y
benjamin y camille
aaaaaaaaaa, publica pronto!!

♥Queen Sara♥ dijo...

¡Oh, Cris! ¿PERO QUÉ TE HA PASADO? Digo ¿Desde cuándo la prueba de amor perfecta y de que el amor existe es un hombre que no puede con la culpa por tener una aventura y sin embargo hacer como si nada y usar de todos modos a su mujer? En lugar de sentirse terrible y arrepentido de lo que hizo, súper preocupado por los sentimientos de su esposa y la posibilidad de embarazar a una niña, sólo está preocupado por sí mismo. Es un egoísta de mierda. "Si alguien se entera, me quedo sin trabajo, ni mujer que follar en la bañera, y me odiarán todos, por lo que tendré que mudarme"

¿Sabes? ¡Es perfecto para Alyse! La desgraciada va a acostarse con el mejor chico de la vida para que así, si su retraso es por lo que todos y ella sabemos, tiene las espaldas cubiertas. Cuando menos con el tema de la infidelidad. Así, va a tener a "Spence" a su lado y un futuro libre como mochilera, con él. NO TIENE ESCRÚPULOS, DIOS. Comienzo a pensar que es sociópata... arruinarle el futuro a Spencer por un error que ella cometió bajo el alcohol... La odio. Y al profesorsucho. ¡PERO ME ENCANTA PORQUE AL FIN ENCUENTRO UNA NOVELA ROMÁNTICA QUE SEA REALISTA! ¡ESTOY HAAAAAARTA DE LOS PERSONAJES ROMPE BOLAS PERFECTAMENTE MORALES COMO LOS CULLEN! XD

Attt: S@r!t@.

*Kuroneko* dijo...

Alyse hija de puuutaaa. Pobre Spencer!! Intentar cubrir algo de esa manera... por favor, que Spencer se dé cuentaaa!! Aunque a él no tengo tanto cariño, ya que fue el primero en agarrar el alcohol, y dudo que un chico de 16 tenga que aceptar tan rápido el coger, debería haberla detenido -.-
Lo mismo con Benjamín... creí que se preocuparía un poco por su esposa, siendo ella tan buenita, ¡y con todo lo que hizo para alegrarlo! pero... Ahh, me estoy volviendo loca >.<
Pero es una buena trama, con sus particularidades, así que está interesante... por más que odie a ambos protas XD. Ya van a tener su merecido, estoy segura... (o al menos eso espero)

Aprendiz de escritora♥ dijo...

D: Porque!
Malditaaa porque lo hizo, despues de todo ya no es para nada la perfecta Alyse, me encanta tu novela de verdada que me impresiona y wuaw.___.