Archivo del blog

Antes de empezar con la historia lean la descripción de los personajes aquí arriba

20 dic. 2011

Capitulo 5

Siempre dicen que las cosas pasan por algo, que tienen alguna meta, que es la herramienta que usa el destino para que sigamos el camino correcto, el que teníamos previsto desde el momento en que fuimos creados. Cada acción tiene su reacción y esta no siempre era buena.


Estaba temblado, pero no del frió. Nunca había estado mas nerviosa en su vida. Caminaba alrededor de su cuarto esperando la respuesta, esa respuesta que tenia el potencial de cambiar su vida, esa  respuesta que no estaba preparada para escuchar, no a esta edad. 


Colocado en el lavatorio del baño estaba el "Palito de la perdición" como las chicas del colegio lo llamaban. Ese palito tan pequeño era el que marcaba el error mas grande de su vida.


El teléfono vibro, era la alarma que había programado para cuando pasaran cinco minutos. Alyse soltó un pequeño grito ahogado. Era el momento. Dio un paso tímido hacia el baño, luego otro y luego otro, conforme avanzaba al baño su estomago se revolvía, las nauseas la invadían. Sabia exactamente que haría si la prueba marcaba positiva, tenia el teléfono en su mano y el numero ya estaba marcado.


Dejo de caminar cuando estaba a un metro de la prueba. Todo su cuerpo temblaba, estaba sudando y estaba mas blanca que una bola de algodón.  - No seas cobarde- se motivaba a si misma.


Cerro lo ojos, estiro su mano y tomo la prueba. Se quedo un minuto enterró así, con la prueba en sus manos pero con los ojos cerrados. Alyse no estaba preparada para enfrentar su futuro.


Pero se le acabo la paciencia, sin pensarlo mucho abrió los ojos y la miro.


El teléfono que sostenía cayo al piso creando un fuerte sonido, pero Alyse no lo oyó, su cabeza daba vueltas, se sentía fuera de ella misma. No podía respirar. Sintió un calambre en su estomago, sabia que significaba. Corrió hacia el inodoro y vomito, nunca se había sentido tan espantosamente mal en su vida. Se limpio la boca y cayo sentada, no podía pensar en nada, su mente estaba en blanco, en shock, los temblores se habían detenido, al igual que su respiración, estaba inmóvil.




- Señorita, ¿se encuentra bien?- alguien había entrado a su cuarto. Alyse volvió a si misma,  se lanzo hacia el piso y cerro la puerta del baño fuertemente.- Lo siento, señorita, es que escuche un golpe aquí arriba.


- Hummm... si... se cayo eso- Alyse no se daba cuenta que sus palabras no tenían sentido. Su vos sonaba débil e ida.


- ¿Puedo entrar?- pregunto.


-¡No!- grito Alyse apoyándose en la puerta para impedir que alguien entrara.- No entres.




- Señorita, me esta empezando a preocupar.




- Ve y hazme un té, por favor, enseguida bajo.- ordeno. Hubo silencio por unos instantes pero luego la sirvienta accedió- Cierra la puerta cuando sales.- apenas oyó la puerta cerrarse Alyse tomo el teléfono y marco el numero. 




- Consultorio del doctor Brown, ¿en que le puedo ayudar?- contesto la recepcionista después de dos pitidos.




- Necesito ver al doctor, es urgente.- dijo Alyse suavemente.




-¿Disculpe?




- ¡Necesito ver al doctor Brown, es urgente!- repitió gritando. 


- Señorita, si es una emergencia le recomiendo llamar al 911, le recuerdo que esto es una clínica privada por lo tanto no atendemos emergencias. 




- Ocupo hablar con el acerca de algo, ¿cree que me pueda atender dentro de media hora?- pregunto Alyse ignorando el comentario que había echo la mujer.


- La próxima cita seria dentro de tres meses.


- No se si me escucho, pero ocupo hablar con el hoy mismo.- se estaba impacientando.


- Señorita, no hay nada que yo pueda hacer, si ocupa ayuda urgente mejor vaya al hospital. Que pase buen día.




- No, espere- grito Alyse para impedir que colgara- Dígale al doctor que es de parte de Daphne Peterson.- hubo silencio al otro lado de la linea.




- Espere un segundo- Alyse suspiro aliviada. El doctor Brown era el doctor de la familia, y había atendido a Alyse desde que era niña.


Alyse aprovecho el momento para recoger la prueba que estaba en el piso , enrollarla en papel y luego meterla cuidadosamente en una bolsa de papel.




-¿Señora Peterson?- sonó un vos desde el teléfono. Alyse lo tomo rápidamente.




-Si, aquí estoy.- respondió.




- El doctor accedió a verla dentro de media hora.




-Gracias- dijo Alyse cuando colgó.




Ella no perdió tiempo, acomodo el baño rápidamente, se lavo los dientes y guardo la prueba en su bolso. Salio de su cuarto y bajo corriendo las escaleras.




- Señorita, aquí esta su té- la sirvienta tenia en sus mano una pequeña tacita blanca de la cual salia humo.


- Me lo tomare después, si llaman mis padres diles que salí con Spencer- Alyse no espero una respuesta, tomo su abrigo gris y sus guantes y salio, se enfrento a la realidad.












La recepcionista la recibió con una gran sonrisa. Era nueva, por eso no la reconoció.




- Usted debe ser Daphne Peterson- Alyse respondió con un sonrisa fingida, la mujer se levanto y le hizo una seña para que la siguiera. Las dos caminaron hacia la oficina del doctor, aunque Alyse no ocupaba ninguna guía, ella se sabia el camino de memoria.




La recepcionista abrió la puerta.


- La señora Peterson esta aquí- dijo asomando su cabeza por la puerta.




- Hazla pasar.- Alyse no espero a que abriera la puerta, la empujo y entro. El doctor estaba sentado en su gran silla de cuero café dándole la espalda. Se dio la vuelta en el momento en que la puerta se cerro. Alyse se sentó en la silla que estaba enfrente del escritorio.- Alyse, que sorpresa, creí que la que venia era tu mama.- el doctor Brown era un hombre de setenta años que no aparentaba su edad, aunque su pelo era blanco y tenia unas cuantas arrugas en sus ojos. El usaba unos grandes anteojos que hacían que sus azules ojos se vieran enormes.




-Necesito su ayuda- los temblores comenzaron de nuevo,  pero esta ves los pudo controlar un poco.


-¿Que es lo que pasa?- Alyse no sabia como decirlo, por lo tanto tomo su bolso y busco la bolsa que contenía la prueba.




- Pero antes me tiene que prometer algo.- Alyse tenia la prueba escondida en sus manos.




- ¿Y que es ese algo?- pregunto el doctor curioso.




- Mis padres no pueden oír ni una sola palabra acerca de esto, es mas, nadie puede saber de esto, solo usted. ¿Cree que pueda guardar el secreto?


- De acuerdo- respondió inocentemente creyendo que le iba a preguntar acerca de métodos anticonceptivos. Que irónico. 


Saco la palito blanco de la bolsa y se lo entrego. El doctor se quedo desconcertado.


-Alyse Marie Peterson ¿esto es tuyo?- el doctor aun no se lo creía. Alyse asintió tímida.


- No se que significa.- frotaba rápidamente sus manos signo de nerviosismo.


- Pues, esta prueba dice que alguien esta embarazada, dudo que seas tu ya que...


-¿Ya que que, doctor?- pregunto Alyse.


- Alyse, ¿has tenido relaciones sexuales?- Alyse en cualquier otro momento habría contestado que no, pero decir eso ahora seria estúpido. Asintió.- ¿Sin protección?- Alyse inmediatamente se acordó de la noche que lo había echo con Spencer, y definitivamente habían usado protección.


- Si, por supuesto.- aclaro Alyse. El doctor aun no lo podía creer. Seguía viendo la prueba de embarazo como si fuera una bomba apunto de detonar.- Pero, mire, hay dos rayitas- dijo Alyse tocando la prueba.- Según las instrucciones dos rayitas son positivo y una negativo.




- Y aquí hay dos rayas, por lo tanto es positivo.- dijo el doctor acomodándose los anteojos.




- Por lo tanto...- Alyse espero que el doctor terminara la oración.




- Alyse, estas embarazada.- el doctor aparto la vista de la prueba y miro a Alyse directamente a los ojos.


- Pero e leído que aveces estas pruebas se equivocan.- trato de tranquilizarse Alyse.


- Las pruebas de embarazo son 99,9 por ciento seguras, al menos de que padezcas de problemas hormonales, cosa de la cual estoy seguro que no tienes. - el doctor se lo estaba empezando a creer.


- No, pero digo, talves la prueba venga mal echa o algo. Digo, solo eh tenido relaciones sexuales una ves en mi vida, doctor, y use condón.- Alyse no lo quería aceptar.


- Mira, Alyse, para que estemos 100 por ciento seguros te puedo hacer una prueba de sangre o también te puedo hacer una ecografia, la cual es mas rápida.


- La ecografia, hágame la ecografia- dijo sin pensarlo dos veces.-¿Me la puede hacer hoy, cierto?- el doctor suspiro fuertemente y se quito los lentes para limpiarlos.




- De acuerdo, esperarte un momento.- el doctor apretó un botón del teléfono- ¿Jennifer?


- Si, doctor- sonó la vos de la recepcionista.


-Cancela todas mis citas de hoy, diles que tuve una emergencia.- hubo silencio en la otra linea por unos segundos.


- Con mucho gusto, doctor.- respondió al fin.


Alyse aun se sentía fuera de si misma, se sentía parte de unos de sus sueño, de una de sus pesadillas mas bien, y por supuesto, era la peor que había tenido.


- Ven por aquí, querida- el doctor camino hacia una puerta y la abrió, como todo caballero la dejo pasar primero. La puerta era la entrada a un consultorio mas grande, donde habían algunas maquinas y fotografías informativas pegadas en la pared.- Siéntate allí, en esa silla gris.- ordeno. Alyse le hizo caso y se sentó.- Lo que te voy a hacer ahora es una ecografia abdominal, ves esa maquina allí.- el doctor, que se estaba poniendo guantes y la gabacha,  señalo lo que parecía ser una computadora antigua con un teclado muy raro de color morado. Al lado, donde tendría que ir el Mouse, habían dos pequeños aparatos, un era una largo tubo blanco, y el otro era un pequeño aparato pequeño y delgado.- Esa es la maquina con a la cual realizamos la ecografia, hoy usare este.- el doctor se sento en el asiento azul junto a ella y tomo el pequeño y delgado aparato blanco.- Súbete la blusa- dijo mientras ponía un gel azul en el borde del aparato, luego apretó algunos botones de la "computadora".- Entonces dime, ¿cuales son los síntomas que has tenido?- pregunto mientras frotaba su abdomen con la maquina.


- No e tenido ninguno, simplemente e tenido un atraso.- respondió Alyse honestamente.


- ¿No has tenido nauseas?- insistió.




- No, aunque antes de venir aquí vomite, pero siempre me pasa cuando estoy nerviosa.




- Espera ¿oyes eso?- Alyse oía una leve palpitación.- Déjame buscar de donde proviene.




- Seguramente es mi corazón, doctor. 




- No, tu corazón suena muy diferente, créeme, lo e escuchado desde que naciste.- su vos tenia una cierta melancolía.- Oh...


-¿Que pasa?- pregunto Alyse nerviosa mientras paseaba su mirada en el y en la computadora.


- Aquí esta- el doctor estaba igual de sorprendido que Alyse cuando vio la prueba de embarazo.


- ¡¿ Aquí esta que?!- Alyse se impaciento.


- Tu bebe.


- No, no, ¡No!- grito Alyse- esta equivocado, eso no es un bebe- Alyse se refería a la imagen que estaba en la pantalla.- De seguro fue algo que comí por error, una piedra o algo.


- No, esto es definitivamente un bebe, Alyse, estas embarazada. Creeme, estoy igual que sorprendido que tu.




- No, doctor, no puedo estar embarazada, ¡Es imposible!




- Tiene al parece un poco menos de 2 meses de embarazo por lo que veo.




- No, no estoy lista, ¡Spencer y yo no estamos listos para ser padres!... Espere... ¿Dijo 2 meses?




- Un mes y 20 días aproximadamente. - Alyse empezó a hacer cálculos en su cabeza, estaba segura de que se había acostado con Spencer hace no mas de 15 días, por lo tanto este bebe no era de Spencer, con la personas con la que se había acostado hace poco menos de 2 meses fue.... Benjamin.




Y así fue como comenzó, una historia de nunca terminar...








4 comentarios:

Anónimo dijo...

Aaaa! ya sabia que estaba embarazada! y de Benjamin! Aaaaaaa!
me encantó! siguela pronto, espero con ansias el proximo capitulo =D

♥Queen Sara♥ dijo...

¡LO SABÍA! Ahora, por acostarte tarde con tu novio, tienes la fecha del embarazo mal. ¡TE VA A SALIR EL TIRO POR LA CULATA, ZORRITAAA! Ahora el pensará también que le quitaste su virginidad y encima lo hiciste para arruinarle el futuro de fantasía que él tenía por egoísta. ¡LLÉVALO! XD No le tengo lástima a ella... me cae mal. Pobre Spencer... en fin, se repondrá. XD ¡CRIIIIIIIIIIIIIIIIIS, NO SABES LO QUE ME EMOCIONA LO QUE ESCRIBES! ¡PUBLICA PRONTOOOO!

Attt: S@r!t@.

*Kuroneko* dijo...

Una sola palabra para la prota: Matate. Supongo que era obvio que tarde o temprano iba a surgir una de esas pequeñas cosas... espero que por lo menos lo tenga y se haga responsable del bebé... lo mismo que Benjamín... si lo aborta, me pongo a llorar XD. ¡Y pensar que hasta el doctor es así de bueno con ella! Hay que ser para traicionar así a la gente...
Me intriga muchísimo >.< Seguiré leyendo, entonces~

Aprendiz de escritora♥ dijo...

Imagine que eso pasaria!
igual y puede mentir diciendo que el niño es prematuro Xd, hay niños que nacen a los 8 meses ._. que estoy didciendo la estoy ayudando a tramar algo, me esta preocupando muchisimo lo que pasara y mas porque Camille queria un hijo y Benjamin no queria y ahora tendra uno de su alumna .___. no lo puedo creer