Archivo del blog

Antes de empezar con la historia lean la descripción de los personajes aquí arriba

31 oct. 2012

Capitulo 1 (Segunda Temporada)

-Feliz cumpleaños a ti, feliz cumpleaños Aly  - cantaban todos en armonía mientras Benjamin entraba al salón con un hermoso y casero pastel con 17 velitas encendidas encima. El cumpleaños de Alyse había sido el día en que entro en trabajo de parto por lo tanto hasta ahora habían tenido tiempo de celebrarlo como se debía. - Que los cumplas feliz- finalizaron. Benjamin puso el pastel en la mesa frente a Alyse, ella sonrió emocionada.


La vida de los dos había cambiado tanto desde que la pequeña Rose había llegado, aunque había sido hace tan solo dos meses y medio. La relación de Alyse con su padre había mejorado destacablemente ya que el señor Peterson se había pensionado de su puesto de senador y pasaba casi todos los días junto a ella y su nueva nieta, también Benjamin había tenido la oportunidad de conocer mejor a su suegro y poco a poco se iban llevando mejor. Aunque la relación de Alyse y Benjamin no había mejorado mucho, desde que llego Rose, ellos no habían podido pasar tiempo a solas en pareja, si es que se podían auto denominar de esa manera ya que parecían dos niños de escuela que se llamaban "novios" pero nunca hablaban. Cualquier persona que los viera pensaría que solo eran compañeros de casa, y así se sentían, aparte de ese único beso en el hospital no habían tenido ningún contacto parecido desde entonces, habían besos de vez en cuando pero no era algo común. Benjamin entendía que Alyse era un poco inmadura en ese aspecto y lo aceptaba ya que lo de ellos empezó muy repentinamente y no habían tenido tiempo de conocerse a profundidad. Pero a pesar de todos sus defectos Benjamin la quería y sabia que Alyse sentía lo mismo por el pero sabia que tenían que empezar a trabajar en su relación.

- Pide un deseo- dijo Ben mientras tomaba a Rose de los brazos de Jonathan Peterson y se la pasaba a Alyse, esta lo tomo y la puso en sus regazos.

-¿Quieres soplar conmigo?- dijo dándole un rápido beso en la mejilla.

- Deseo, deseo- insistió su papa. Alyse cerro fuertemente sus ojos. En el pasado Alyse tendría tanto que desear pero ahora no se le venia nada a la mente. Todo estaba tan perfecto, aunque había algo, una clase de agujero en su corazón, la hacia sentirse triste de vez en cuando, y se había vuelto peor, aunque ese era un buen día. Abrió los ojos y soplo con fuerza las velas.  Rose empezó a llorar.

-No, no, no llores- dijo Alyse tratando de consolarla. Ben se acerco y la tomo, de inmediato dejo de llorar.- Al parecer te quiere mas a ti que a mi- dijo con tono de broma, pero ella no se lo tomaba de esa manera.

- Eso no es cierto, ¿verdad que no Rose?- dijo mientras la elevaba en el aire para divertirla, ella lanzo un gloriosa carcajada que calentó el corazón de sus padres.

- Entonces- dijo el papa de Alyse mientras tomaba algo de la cocina.- Es hora de los regalos.

-¡Les dije que no quería regalos!- exclamo con un suspiro cuando vio que Ben y su padre tenían cajas con lazos en sus manos.

- ¿Como crees que no te iba comprar nada, princesa?- dijo su padre mientras ponía una caja en frente de ella.- Ábrelo- presiono. Alyse sonrió y delicadamente quito el lazo de la caja y luego la abrió. Quito todo el papel que había adentro y encontró un hermosa tela blanca, la sacó y la extendió. Era un vestido, un hermoso vestido blanco con encaje en la espalda y en la linea de la cintura..

-Papa, esto es hermoso- dijo entusiasmada mientras se lo media encima de su ropa.

- Que dicha que te gusta- dijo sonriendo- Tal vez cambies de opinión y nos quieras acompañar a pedir dulces en la noche. Te puedes poner una tiara y ya eres una princesa de hielo- Alyse se rió entre dientes. Su padre se había ofrecido a llevar a Rose a pedir dulces en la noche, pero Ben y Alyse creyeron que era algo ridículo ya que apenas tenia dos meses y medio pero gracias a las suplicas de Jonathan habían accedido.

-No voy a celebrar Halloween, papa- dijo Alyse mientras se sentaba de nuevo y doblaba su vestido.- No me trae buenos recuerdos- Benjamin frunció el ceño.

- ¿Por el año pasado? Alyse nadie te tiene de desobediente, tu madre y yo claramente te habíamos dicho que si llegabas mas tarde de lo permitido llamaríamos a la policía- Alyse sonrió y miro a Benjamin, este se veía sorprendido, el no sabia que los padres de Alyse fueran los responsables de el desastre del Halloween pasado.

- Si, lo se, lo siento- se disculpo, aunque esos no eran lo "malos" recuerdos.- Pero gracias por el vestido- se levanto y abrazo cariñosamente a su padre- Te quiero.

-Yo también- respondió su padre mientras le daba un beso en la mejilla.
Benjamin veía la escena un poco melancólico, no era algo que el deseara con todo su corazón pero aveces no podía evitar pensar en como seria su vida si sus padres estuvieran presentes, le hacia falta tener esa clase de apoyo.

- Yo también te compre algo- dijo cuando el abrazo había terminado.Tomo una pequeña caja azul marino y se la entrego. Alyse sonrió emocionada y le quito el lazo. Lo abrió y sus ojos se pusieron como platos.

-¡Ben!- exclamo fuertemente mientras lo miraba.

-¿No te gusta?- pregunto asustado.

- Esto es increíble- dijo mientras sacaba el regalo de la caja. Era un hermoso brazalete de plata con cuatro dijes de corazón llenos de pequeños diamantes rosa. Alyse lo veía con la boca abierta.- Es hermoso- dijo con sinceridad. Benjamin se lo quito y tomo su mano, se lo abrocho en su muñeca. Alyse sonrió mientras admiraba lo hermoso que se veía.

- Los corazones se abren, se pueden poner fotografías.- Alyse lo miro burlonamente- Si, ya lo se, es cursi.- admitió Benjamin rodando los ojos.

- Lo adoro, es bello. Muchas gracias- dijo mientras se acercaba a el. Benjamin le iba a dar un beso en la boca pero Alyse se adelanto y le dio un beso en la mejilla. Benjamin la miro extrañado, ella simplemente desvió su mirada. -No tenían por hacerlo... Pero gracias de todos modos...

Luego de los regalos los tres probaron el pastel que Benjamin había echo, poco después Jonathan se llevo a Rose para ir a pedir dulces ya que era Halloween. Benjamin ni Alyse quisieron ir.







-¿Llamo papa?- pregunto Alyse cuando Benjamin entro a la habitación.

- Si, dijo que venia dentro de una hora.- Alyse asintió y se levanto de la silla que estaba al frente de la cómoda. Se acerco al ropero y tomo su pijama,luego se encerró en el baño. Benjamin suspiro y se tiro en la cama.-¿Que es lo que te pasa, Alyse?

-¿A que te refieres?- dijo desde el baño luego de un minuto de silencio.

- Sabes a lo que me refiero.

- No, sinceramente no.- mintió.

-¿Porque somo una pareja, Alyse?- pregunto Benjamin mirando fijamente a la puerta del baño. Alyse callo por medio minuto.

-Porque tenemos a Rose- respondió.

-¿Solamente por eso?- Benjamin espero una respuesta, pero no la hubo- Alyse, recuerdo claramente cuando me dijiste que estaba enamorada de mi... ¿Aun sientes eso?- Benjamin pregunto con voz suave,tenia miedo.

- Si- respondió unos segundos después.

-Entonces, ¿cual es el problema? Desde que trajimos a Rose nuestra relación a cambiado mucho, casi ni hablamos, prácticamente nunca nos besamos, ni siquiera te atreves a cambiarte en frente mio... no es como si nunca te hubiera visto desnuda ¿sabes?

-Cállate- dijo Alyse mientras salia del baño.

- Es la verdad Alyse- le dijo enojado.- Estas siendo extremadamente inmadura con todo esto... Creí que cuando naciera Rose ibas a avanzar en ese sentido, pero mas bien retrocediste. 

- No me vengas con eso... Ya sabes que no hay nada que mas odio que me llames inmadura

- De acuerdo, no te llamare inmadura... Pero por favor dime que te pasa...

- Es solo que...- se quedo callada y se sentó en el borde de la cama.

- ¿Es solo que?- Benjamin se acerco a ella.

- Mira Benjamin... Últimamente me eh sentido muy insegura y a veces siento que...- de nuevo se quedo callada. Algo la avergonzaba.

-¡¿Que que?!

-No grites.- lo regaño.- Aveces siento que... que tu estarías mejor sin mi, siento que deberías odiarme... Digo, yo me odiaría. Te quite tu esposa, te quite tu trabajo, te quite tu vida, te lo quite todo...- Benjamin suspiro.

- Tienes razón- acepto. Alyse bajo su mirada, su mayor miedo se hizo realidad- Me quitaste tantas cosas, Alyse, pero me diste mucho mas. Me diste un razón por la cual vivir, algo que no tenia antes. Me diste a Rose... y además, te tengo a ti... Es mas de lo que pude haber soñado.

- Por favor, no digas cosas solo para complacerme. Estas siendo muy cursi y eso solo lo haces para evitar peleas. Además se que si pudieras escoger.... tu escogerías a Camille...

-Alyse, no digas eso... Yo te amo, no entiendo como es posible que eso no te haya quedado claro después de todo lo que eh echo por ti... Estoy enamorado de ti Alyse Marie Peterson,- trato de convencerla.- No tienes porque sentirte insegura acerca de mis sentimiento hacia ti. No van a cambiar, nunca. Y no estoy siendo cursi, digo lo que en verdad siento.

- Eso no es verdad...

- Si lo es- interrumpió.

-Escúchame- casi grito.-No es posible que tu me ames, Benjamin - el la miro confundido- Ni siquiera me conoces a profundidad... Enamorado tal ves, digo, yo también estoy enamorada de ti... pero amor,no estoy segura. Ni siquiera hemos tenido una cita, no nos conocemos lo suficiente para decir que nos amamos. Todo esto paso muy rápido. - Alyse se tapo la cara con sus manos- Por favor... no vuelvas a decir que me amas cuando no es verdad. 

- Dios, Alyse, ¿porque tienes que se tan pesimista? Uno de estos días me vas a deprimir.- dijo Benjamin después de un rato impresionado por la profundidad de Alyse.Se quedo unos minutos en silencio - De acuerdo, tengo una idea. Tengamos una cita... no... tengamos muchas citas. Podemos ir al cine, a la playa, a cualquier lugar que quieras, así nos conoceremos profundamente. Y tal vez así creerás cuando te diga que te amo.- ella se destapo su cara y lo miro.- Claro, si estas dispuesta a hacerlo.

- Claro que quiero hacerlo... - respondió- Gracias.

- De acuerdo- dijo riéndose suavemente.Ella sonrió. - Ven aquí- rodeo el cuerpo de Alyse con sus brazos y la acerco a el.- ¿Vez lo fácil que se arreglan los problemas? No te tienes que estresar tanto que terminas estresandome. Esa inseguridad que tienes por Camille debes olvidarla. Ella ya no forma parte de mi vida. - Alyse asintió complacida.- Entonces ¿ahora si te puedo besar?- ella asintió con una sonrisa. El unió sus labio con los de ella en un dulce y suave beso. - ¿Porque dijiste que el Halloween pasado te traía malos recuerdos? A mi me trae unos fantásticos.


- Cállate- dijo mientras le daba un suave golpe en el pecho y se levantaba con una sonrisa en su rostro.

-¿Porque te sonrojas?- dijo riendo fuertemente.

Alyse estaba aliviada de poder hablar abiertamente con Benjamin acerca de su inseguridad, aunque aun no estaba satisfecha por completo.


No hay comentarios: