Archivo del blog

Antes de empezar con la historia lean la descripción de los personajes aquí arriba

5 dic. 2012

Capitulo 6 (Segunda Temporada)(1/2)


- Sabes... Teo es fotógrafo- decía Alyse mientras yacía acostada junto a Benjamin, ella tenia la cabeza acomodada en su cuello y el brazo apoyado en su pecho.- Y sus fotografías son asombrosas... Ha viajado por toda Europa... ¿ya te dije que es italiano?

- Si... Muchas veces... ¿Te puedo preguntar algo?- Alyse asintió.- ¿Porque me estas hablando de Teo?- pregunto un poco enojado. Ella lo noto.

-Lo siento... Es solo que quiero ser totalmente honesta contigo, no quiero ocultar nada ni sentir culpa por cosas así, prefiero que tu lo sepas...- Alyse alzo su rostro un poco y beso la mejilla de el.- Enserio quiero que esta relación funcione, y creo que la honestidad es una de las principales cosas que debemos mejorar. Seré totalmente honesta contigo y quiero que tu lo seas conmigo.- hablo rápidamente Alyse, Benjamin asintió con poca gana, se notaba algo incomodo pero Alyse lo ignoro.- Deberías ponerme atención de vez en cuando ¿sabes?

-Te estoy poniendo atención- dijo riendo fuertemente.- Y estoy de acuerdo con lo que dices..- se acerco a ella y paso su dedo índice por sus labios.- Siempre tienes razón.

-Lo se- dijo con un sonrisa juguetona mientras le mordía suavemente el dedo.- Bueno, poniendo en practica lo que acabo de decir... Teo me...

-¡Ya basta con Teo!- exclamo con un suspiro interrumpiéndola.

-Déjeme terminar- lo regaño- Teo me invito a su estudio para que fuera su modelo...

- ¿Me esta hablando enserio?- pregunto Benjamin mirándola y alzando una ceja, ella inmediatamente asintió.- Por Dios Alyse, así es como terminan secuestrando y haciendo quien sabe que mas cosas a mujeres como tu...

- No soy estúpida, Benjamin... Teo es una buena persona, nunca me haría eso... 


-Si, porque lo conoces tan bien- dijo sarcásticamente alargando la palabra "tan"


-Bueno, lo conozco muy poco pero se que no me haría daño... Además, no te estoy pidiendo permiso, solo te estoy informando que hoy iré a su estudio...- el suspiro. Ella sonrió y le volvió a dar un beso en la mejilla. Los dos se quedaron en silencio por unos cuantos minutos, Benjamin estaba concentrado pensando en algo y Alyse lo miraba tratando de descifrar que era. El se volteo hacia ella y se acerco tanto que la hizo retroceder un poco asustada, puso su mano en la mejilla de Alyse, ella lo miro expectante.

-Alyse...- expreso su nombre de una manera muy inocente.

-¿Si?- dijo con una sonrisa tierna.

-¿Que piensas acerca del matrimonio?- se atrevió a preguntar Benjamin. Alyse se asusto pero intento disimularlo. 

-Pienso que no lo quiero en mi vida ahora- dijo después de analizar bien la pregunta.

-No, enserio... ¿Crees en el matrimonio?.- ella se había incomodado- Vamos, Alyse, si quieres que esta relación funcione tenemos que decirnos todo lo que pasa por nuestra mente... con honestidad.

- No lo se... Me he dado cuenta que muy pocos funcionan... Bueno, el tuyo no funciono- Alyse trato de molestarlo para que abandonara el tema, el lo noto y lo ignoro.

-¿Crees que nosotros duraríamos casados?- pregunto Benjamin viéndola a los ojos esperando una respuesta honesta, ella bajo la mirada incomoda.


-No me gusta hablar de esto...- acepto Alyse. El suspiro.


-Alyse, tenemos una hija juntos y pues lo mas lógico es pensar en el matrimonio.


-Para ti es lógico ya que tienes 27 años.


-¿A que te refieres con eso?- pregunto entrecerrando los ojos.


-Benjamin, aveces se te olvida la gran diferencia de edad que tenemos. Es obvio que a tu edad el matrimonio sea algo importante pero yo apenas tengo 17, el matrimonio aun no esta en mi diccionario.


- Lo siento, tienes razón, aun estas muy joven. - dijo volviendo a la misma posición en la que estaba antes.


-De todos modos sabes que si algún día me caso definitivamente sería contigo.- dijo Alyse sin darle mucha importancia.


-O sea... ¿te tengo asegurada?- pregunto con una sonrisa. Alyse rió fuertemente.


- No, yo lo tengo asegurado a usted, señor- bromeo mientras se le ponía encima y rodeaba su cuello con sus brazos. El puso sus manos en la cintura de ella y  la miro con una sonrisa, luego la beso. Las manos de el descendieron hasta colocarse en su cadera, luego sin previo aviso le empezó a hacer cosquilla lo que interrumpió el beso.- ¡Hey!- exclamo mientras empezaba a reír, sus reflejos hicieron que quitara de encima del cuerpo de Benjamin pero el siguió haciéndole cosquillas- ¡Para!- grito riendo. El le hizo caso y le sonrió.


- Iré a alistarme que ya es tarde- dijo dándole un beso en la frente y luego levantándose y dirigiéndose al baño. Ello lo siguió con su mirada hasta que cerro la puerta del baño. Suspiro.


Alyse sentía un poco de lastima por Benjamin, ninguno de los dos había podido dormir bien la noche pasada ya que Rose se levantaba a cada hora por lo tanto se requería una gran fuerza de voluntad para levantarse tan temprano e ir a trabajar. Alyse tomo el celular de Benjamin, que estaba en la mesa de noche que estaba junto a la cama, para ver la hora. Lo desbloqueo y había una conversación en la pantalla. No pudo evitar leerla.


 -Entonces, nos vemos mañana a las 2 en el Café Du Parc.- decía el primer texto que venia de un numero desconocido y había sido recibido el día anterior


- Ok. Gracias por acceder a verme.- le había respondido Benjamin 

Alyse lo leyó unas cuantas veces mas, luego empezó a buscar otros mensajes del mismo numero pero no encontró nada. Lo bloqueo de nuevo y lo puso en la mesa de noche. Alyse no quería alarmase, sabia que Benjamin le diría si fuese algo importante. 


Benjamin salio del baño con una toalla envolviendo la parte baja de su cuerpo. Se dirigió al armario en busca de su ropa. 


- Y...¿que vas a hacer hoy?- dijo Alyse mientras lo observaba mudarse.


-Bueno, Alyse, dar clases. Lo de siempre.


- ¿No tienes reuniones ni nada por el estilo?- pregunto tratando de sacarle algo de información acerca de la conversación que había visto en su celular.


- No, nada, solo daré clases...


-Osea que no vas a salir de la universidad en todo el día ¿cierto?- insistió.


-No, Alyse, no saldré de la universidad- dijo un poco extrañado mientras abotonaba su camisa color índigo.-¿Porque preguntas tanto?- se puso los zapatos negros rápidamente.


-Solo quería saber- se excuso.


-Bueno, ya me voy- se acerco a la cama- ¿Enserio vas a ir al estudio de tu "amiguito hoy?- pregunto. Ella asintió- ¿Vas a ir con Rose?

-No, papa la cuidara.- Benjamin la miro poco convencido- Por favor, sabes que ama estar con Rose, no se molestara.- Benjamin suspiro.


-Bueno, si ocupas algo me llamas.- se acerco a ella y empujo su barbilla hacia arriba para poder besarla con facilidad- ¿Te amo?


- Ya puedes  decirlo.- dijo refiriéndose a la conversación que habían tenido el día que le habían celebrado su cumpleaños.


-Bueno, te amo- repitió mientras le daba otro beso.- Ahora repítelo. 


-Yo también te amo- le hizo caso con una sonrisa. Luego salio de la habitación. Alyse observo como tomaba su maletín y las llaves de la mesa. Luego escucho la puerta principal abrirse y cerrarse casi al instante. 


Sola de nuevo, no había cosa que Alyse mas detestara que estar sola. Sabia que Rose estaba allí pero eso mas bien la asustaba. Se levanto y se dirigió a su bolso que estaba guindado de un prendedor que estaba en la esquina del cuarto, saco su celular y marco el numero de su padre. Ahora que se había pensionado pasaba todo el día desocupado por lo que Alyse siempre podía contar con el. El pitido sonó dos veces, luego contesto su padre.


- Hola, princesa.


-¿Estas ocupado, papa?- pregunto mientras se sentaba en el borde de la cama.


-No ¿quieres que vaya?- su padre quería pasar todo el tiempo que podía con su hija y su nieta por lo tanto le encantaba recibir estas llamadas.


-Si, por favor.- dijo Alyse con un tono suplicante. 


-De acuerdo, mi amor, ya llego.- informo, luego corto.



Alyse no había terminado de guardar el teléfono cuando escucho los chillidos provenientes de la habitación de Rose, rápidamente se encamino hacia la habitación vecina. Entro y se dirigió a la cuna de Rose, la alzo y la empezó a mecer.


-¿Que pasa?- le pregunto mientras besaba su cabeza- Ya te di de comer y te cambie el pañal... ¿que mas puedo hacer por ti?- Rose seguía chillando. Alyse suspiro, odiaba no saber que le pasaba, y eso sucedía frecuentemente.




Tiempo después



Benjamin iba de camino al café Du Parc que se encontraba cerca del parque de Leuven. El había logrado ponerse en contacto con Camille de nuevo y esta había accedido a encontrarse con el. 

Su cosa favorita no era mentirle a Alyse pero simplemente prefería no tener que lidiar con ella si le decía lo que iba hacer. Aun no lograba entender porque Camille la hacia sentirse insegura, simplemente no le veía el sentido.

Estaciono su auto frente al establecimiento y empezó a buscar con su vista a Camille. Salio del auto para poder observar mejor y la vio, estaba sentada en una mesa cerca de la ventana tomando de una taza. Su corazón se acelero inmediatamente. Rápidamente entro al lugar.

-Camille- exclamo para llamar su atención, esta inmediatamente se volteo. Benjamin le sonrió y se acerco a ella. El quería abrazarla pero sabia que ella aun guardaba resentimiento.- Dios, no sabes cuanto te extrañe- dijo mientras se sentaba frente a ella. Ella medio sonrió pero no dijo nada, el sabia que no seria ella la que empezara la conversación- Y ¿como has estado?

- Se podría decir que bien.- dijo tomando un sorbo del liquido que estaba en la taza.- Estoy viviendo con mis padres...


- Prometimos que no volveríamos a ese hueco.



-Bueno, no me quedo de otra.- respondió a la defensiva.







Alyse caminaba por las calles de Leuven rumbo al estudio de Teo, había tomado el camino largo con la excusa de hacer tiempo ya que se habían quedado de ver a las 2 y 30 y apenas eran las 2. Pero la verdadero razón por la que había tomado ese camino era porque por allí quedaba el café Du Parc y Alyse ocupaba saber la verdad acerca de eso mensajes de texto que había leído en la mañana. 

Pudo divisar el letrero del café a 100 metros del lugar en donde estaba, y se sorprendió al ver el auto de Benjamin estacionado al frente. Ella suspiro decepcionada. En ese momento la invadieron los nervios, había pasado todo el camino tratando de convencerse de que a Benjamin seguramente se le había olvidado que tenia una reunión allí por eso  no le había dicho nada. No quería alarmarse pero no podía evitar sentirse nerviosa. Camino lentamente hacia el lugar, ella estaba en la cuadra contraria ya que no quería sentirse como la novia entrometida y poco disimulada, pero sabia que eso era exactamente lo que era. 

Fijo su vista en las ventana, no había mucha gente. Paseo su mirada por la mesas y lo vio, estaba sentado frente a la ventana, perfectamente podía verla, lo que hizo que intentara esconderse detrás de un auto que estaba cerca. Poso su vista de nuevo en la mesa, Benjamin  sonreía, Alyse nunca había visto a Benjamin tan... ¿Feliz?¿Radiante?... Enfrente de el había un mujer de pelo rubio casi anaranjado... Definitivamente tenia que ser Camille. Alyse vio como el tomaba la mano de la mujer y la besaba, esta volteo su rostro un poco lo que le confirmo a Alyse sus sospechas, definitivamente era Camille. 



No hay comentarios: