Archivo del blog

Antes de empezar con la historia lean la descripción de los personajes aquí arriba

23 ene. 2013

Capitulo 9 (Segunda Temporada)


- Sabes que tu no eres la culpable de las peleas de tus padres ¿cierto?- Alyse yacía sentada en el borde de su cama con Rose en sus regazos. - No entiendes nada de lo que digo... Y no te importa- Alyse suspiro y le dio un beso en la coronilla- Así es mejor... Lo único que importa es que te amo... Espero que eso si lo entiendas.

Alyse se sentía miserable, todo había cambiado, ya hacia una semana que no se hablaban y el ambiente de la casa era diferente, tenso he incomodo. Su padre lo había notado y aunque no había hablado con ninguno de los dos acerca de la pelea tenia una idea de lo que pasaba ya que había visto las fotografías, por eso ya no iba mucho a visitar a su hija y si lo hacia se iba rápido. Jonathan Peterson no era mucho de meterse en su relación, no porque no le importara si no porque sabia que su hija tenia que aprender a conservar un relación adulta. 


Tres golpes en la puerta hicieron que Alyse regresara a la realidad. Tomo a Rose fuertemente y la alzo.


-¿Quieres ir a ver quien es?- le preguntó mientras caminaba hacia la puerta. Alyse trato de arreglarse un poco cuando paso por el espejo de la sala, no había tenido mucho tiempo para arreglarse, se acomodo un poco el pelo y luego abrió la puerta. No estaba preparada para encontrarse con esa persona. Camille apareció enfrente de ella. Tenia unos grandes anteojos negros pero eso no evito que la reconociera. Alyse apretó mas fuerte a Rose en sus brazos. Camille subió sus anteojos y los dejo descansar en la parte alta de su cabeza. Primero miro a Alyse, luego a Rose.


- Que linda niña- dijo con una sonrisa, Alyse no la conocía para saber si era un sonrisa falsa o no.


-Benjamin no esta, si eso es a lo que vienes- Alyse aun estaba sorprendida, nunca había estado a solas con Camille y era un poco aterrador verla en frente suyo. 


- No... vengo por ti- Alyse se asusto, no sabia a que se refería- Digo, vengo a hablar contigo. ¿Puedo entrar? - Alyse lo dudo un poco pero luego asintió- Es mi casa de todos modos...- susurro de manera creída mientras entraba. Alyse trato de no prestarle atención al comentario- Wow, veo que has echo algunos cambios- Camille paseo su mirada por la sala.


- Muy pocos- trato de restarle importancia.


-Pero notables... ¿Te importa si echo un vistazo?- pregunto mientras entraba al pasillo de las habitaciones. Alyse la siguió con Rose en sus brazos, esta estaba completa mente ida viendo a Camille. 


-El único cambio mayor que hice fue el cuarto de Rose... Era necesario...


-Bueno, quedo muy lindo. Me imagino que Benjamin no te ayudo mucho en esto... Nunca tuvo un buen gusto...


-Si me ayudo... De echo su gusto se parece al mio...- Camille la ignoro y camino hacia la habitación principal. Se apoyo en el umbral y suspiro- Y pensar que yo era la que dormía aquí-  dijo terminando con una fuerte risa. - ¿Como logras mantener la casa tan ordenada? Se supone que no hay tiempo de nada cuando tienes un bebe, ni siquiera de peinarte. Pero tu...- la vio de pies a cabeza- Tu logras arreglarte muy bien...- Alyse sonrió- Bueno, con una cara bonita como la tuya no se necesita mucho...- Camille salio del pasillo de las habitaciones y se dirigió a la sala.

-Bueno, mi padre me ayuda mucho con Rose... Sin el seria un verdadero desastre... Digo, Benjamin trabaja desde la mañana hasta la tarde entonces el tampoco me puede ayudar mucho...- Alyse no sabia muy bien si era apropiado decir eso pero era muy tarde para pensarlo.


-Nunca le gustaron mucho los niños- Camille se sentó en el sofá.


-Bueno, le gusta estar con Rose por lo tanto creo que cambio...


-Lo cambiaste...- la corrigió. Alyse no le contesto, por lo contrario se sentó junto a ella en el sofá, puso a Rose en sus regazos y la abrazo fuertemente.


-Hmmm... Rose, es un nombre bonito... ¿El te ayudo a escogerlo?


-Bueno, lo aprobó... Rose Marie Pollard...- dijo con una sonrisa viendo a su hija y dándole un beso en la coronilla. Camille se quedo viendo a Rose con una sonrisa en su rostro, después de unos segundos Alyse se empezó a incomodar. Estaba a punto de decir algo cuando Camille se le adelanto.


- Esta se suponía que debía ser mi vida ¿sabes?... Esa hermosa bebe debería ser mía y de Benjamin... Ese era el plan...

- Ya me extraña tu amabilidad- Alyse dijo decepcionada.- Entonces...¿Para eso vienes? ¿Solo para echarme en cara tu odio hacia mi?- pregunto mientras clavaba su mirada en el piso con un poco de miedo.


-No, claro que no, no te odio... Bueno, te odie en algún momento pero ya no... Ya has sufrido demasiado...- Alyse quería decirle algo hace mucho tiempo, pero ocupaba armarse de valor.- Tu bebe es igualita a ti...- Alyse no pudo evitar sonreír.- Tiene tu ojos... Aunque su pelo es de Benjamin...- Alyse suspiro.


- Camille... No sabes cuanto siento lo que te hice- dijo con se pudo armar de valor.- Nunca tuve el plan de arruinar su matrimonio... Deberías saber que lo que paso fue un error, y nunca hubiera pasado si hubiera estado cuerda ese día... Yo tenia otro tipo de planes, mi vida iba en otro camino completa mente... Y se que el de Benjamin también, dejame decirte que el estaba igual o peor que yo ese día. El te amaba mucho...- le dolía decir eso pero era necesario


-Ya lo se... Y obviamente se que tu no lo hiciste con culpa...- Camille cruzo sus piernas y se relajo- Cuando Benjamin me lo confeso todo no podía creer que fueras tu la involucrada en su aventura... Alyse Peterson, eras toda una figura en es pueblo.


- No, mis padres eran la figura... Yo solo fui su sombra.


-Bueno, sombra o no todo el mundo hablaba de ti... ero apenas se supo lo de tu embarazo tu simplemente desapareciste... 


- Era lo mejor que podía hacer... No quería que la gente tratara de averiguar mas... Seria muy peligroso para Benjamin...


-Lo se...aun no logro comprender como es que han logrado mantener su secreto oculto en un lugar como este... Seria toda una bomba si el colegio se enterara de esto...


-Pero no se enteraran.- la interrumpió Alyse cortante mente.


-Si, tienes razón.- Camille acepto y bajo su mirada al piso.


-Además, renuncio al colegio hace algún tiempo... Igual que yo renuncie al estudio...


- Siento mucho decir esto, pero es la verdad- dijo después de un minuto de silencio- Lo único que me ayudo a sobre llevar mi odio hacia ti fue el echo de saber lo miserable que se volvería tu vida. Dios, no puedo ni empezar a imaginarme como se sintieron tus padres cuando le dijiste que estabas embarazada, digo, no es secreto que son muy creyentes y que tu tengas un hijo fuera del matrimonio- suspiro.


-Bueno, creo que sabes que apenas se dieron cuenta me echaron de mi casa- dijo un poco avergonzada.


-Si, lo se, por eso me sorprendió oír que tu papa te ayudaba... Lo ultimo que supe era que te habías convertido en la vergüenza de la familia Peterson.- el tono de Camille cambio, se volvió mas hiriente.- Eso debió ser terrible para ti... Además, tu reputación de niña buena se fue al piso, es mas, mucho mas abajo que eso. Mis últimos días en Leuven, antes de irme a mi casa, oí cosas terribles acerca de ti. La gente aquí es mala. Ni te digo los nombres que te pusieron. 

- No me importa lo que la gente diga de mi- mintió Alyse para defenderse.


-Si los oyeras si te importaría- dijo riendo.- Pero bueno... Ya llevo unos días aquí y es como si tu hubieras desaparecido, nadie sabe nada de ti y para serte sincera a nadie parece importarle... Tal vez eso es lo que los ayuda ocultar su secreto. 


- Así mejor- dijo Alyse mientras se levantaba y empezaba a mecer a Rose la cual se estaba quejando. Camille suspiro.


-¿Que mas haces para ocultar el secreto? ¿Acaso vives encerrada en esta casa?- Alyse no contesto. Camille rió- Me dijiste que abandonaste el colegio, por lo tanto ya tienes tu futuro planeado.- dijo sarcásticamente. 


- Si... Lo tengo planeado...


-Déjame adivinar...Vas a ser una ama de casa completa mente dependiente de Benjamin, que lo creas o no en algún momento se va a hartar de tu cara bonita. Todos tus planes de estudiar y viajar no se van a poder cumplir ya que tienes un hija de la cual encargarte. Nunca vas a tener un trabajo aparte de ser mesera o dependiente en una tienda ya que nunca tuviste la oportunidad tener un carrera. - Camille se levanto y se acerco a Alyse- Cariño, no te voy a mentir, me das un poco de lastima... Digo, todos tu conocidos esperaban tanto de ti, fuiste diseñada para tener un futuro perfecto, una vida perfecta y terminaste aquí, atrapada con una persona a la cual por cierto también le arruinaste el futuro.. -Camille rió fuertemente- Que ironía.


-Sabes, esta es mi casa ahora... Así que  te puedo pedir que te vayas- Alyse no podía verla a los ojos, era como si Camille se hubiera adueñado de todo de nuevo. 


- Tienes razón, debería irme...- dijo después de unos segundos de verla con una sonrisa amarga.- Bueno, por lo único que deberías estar agradecida es que tu hija salio bonita... Ojala que no siga tu mismo camino...- Camille apretó suavemente la mejilla de Rose, Alyse inmediata mente se aparto. Camille de nuevo lanzo su risa burlona. Alyse camino rápidamente hacia la puerta. Camille la siguió.


- Enserio creí que venias con buenas intenciones.


-Claro que son buenas intenciones, te digo la verdad ¿que hay de malo en eso?- Camille abrió la puerta lentamente.- Aunque tengo que confesarte que si me desquite un poco... Lo siento, lo tenia que hacer... Oh, hola Benjamin- Camille dijo sonriente mente. Alyse rápidamente se volteo y ciertamente Benjamin estaba en la puerta con una mirada muy confundida.


-¿Camille?¿Que haces aquí?- pregunto mientras veía a Alyse la cual tenia una mirada asustada.


- Solo vine a hablar con la linda madre de tu hija. Por cierto, Rose es hermosa, saco tu pelo enrulado.- Camille paso la mano por el pelo de Benjamin.- Bueno, nos vemos luego.- Camille siguió caminando como si nada. Benjamin miro a Rose la cual estaba en brazos de Alyse, esta se veía algo afectada. 


-¡Camille! ¡Espera!- Alyse vio sorprendida como corría hacia donde estaba Camille. 


- Maldito- no pudo evitar decirlo en vos baja. No creía el descaro. En ese momento Alyse quería entrar a la casa y poner a Rose a dormir, pero quería saber que le iba a decir. Se acerco un poco hacia donde estaban los dos, pero ninguno se dio cuenta. Estaba a una distancia apropiada para escuchar.


- ¿Que pasa, Bien?- pregunto Camille cuando lo vio detrás de ella.


-¿Porque viniste?


-Ya te lo dije, quería hablar con Alyse.- dijo inocentemente.


-Por favor, tu ya me habías dejado claro que no querías tener nada que ver que con ella así que di me la verdad. ¿Que le dijiste?


- La verdad... Solo eso. - al ver la expresión confundida y frustrada de Benjamin, Camille volvió a hablar.- Benjamin, cariño, cuando te darás cuenta que ella no es real, su relación no es real.


-Pues es muy real para mi...


-Por favor, Benjamin ¿Acaso ella te ama como yo lo hacia?- Benjamin se quedo callado, sin saber que decir- Ustedes dos ni se conocen pero nosotros... Nosotros tenemos historia, amor.- Camille paso su mano por la mejilla de Benjamin. Este poso su mirada en la casa, no pudo divisar a su novia pero ella lo estaba escuchando todo.- Si, ella es hermosa y joven, casi le doblas la edad...


- Solo le llevo 10 años...


-Bueno, me imagino que esa es la razón por la cual la escogiste...- Camille paso su mano a su hombros.- Lo suyo no es serio, ¿Como puedes tener algo serio con una niña como esa? No sabe ni siquiera donde esta parada. No sabe como cuidar a una bebe, no tiene la edad para hacerlo... En cambio yo, tu y yo seriamos tan perfectos para tener un familia, ese ha sido siempre el plan ¿no?- Benjamin bajo su mirada- Yo te conozco, no eres el mismo desde que estas con esa mocosa. 


- No la llames así- la defiendo.


-Ben, reacciona. Cuando todo este pueblo se entere de lo que pasa dentro de esta casa, que por cierto va a ser pronto, tu vas a quedar como un tonto. ¿Acaso crees que la universidad te va a perdonar? ¡No! Te van a echar, no sin antes advertirle a todas las universidades, colegios y escuelas que tuviste un amorío con una estudiante. Lo mejor para ti en este momento es estar conmigo... 


-No podría dejar a Rose...


- Nos la llevaremos, cariño, Alyse es una mala madre de todos modos. Sabes, aun no estamos divorciados por lo que todo podría ser como antes... Solo que ahora tendríamos una hija...- Alyse no quería oír mas, apretó fuertemente a Rose y entro a la casa. Estaba profundamente herida.


-No, no, no, Camille, deja de jugar con mi mente. Hace tan solo unos días ni querías verme y ahora quieres volver conmigo y adoptar a Rose... Estas loca... 


- Es un propuesta real, cariño, y creo que es lo mejor que puedes hacer.


-No, claro que no. Camille la única razón por la que me contacte contigo fue porque me sentía culpable por lo que te hizo, me quería disculpar y tu me perdonaste por lo tanto ya hizo lo que tenia que hacer. Si, te amo- Camille inmediata mente sonrió.- Pero no de la manera en que lo hacia antes.


-Puedo hacer que eso cambie- lo interrumpió.


-No, no puedes. Amo a Alyse y solo quiero estar con ella. La ofendiste y eso me ofende a mi. Nunca creí que fueras a ser tan manipuladora y ahora que lo se todo cambia.


- ¿Que cambia?


- No quiero volver a verte, Camille, tu... tu eres la que ha cambiado. Te volviste otra persona, perdiste la cabeza. 


- Solo quiero que seas feliz, y se que no lo eres con esa niña.


-¡No es una niña! De echo, ella es la mujer mas increíble con la que he estado, la adoro y soy extremadamente feliz con ella y con Rose. No quiero que nada cambie. 


-Sabes, Benjamin, deberías volver a pensar eso. En algún momento te vas a arrepentir.- dijo Camille ofendida mientras caminaba hacia su auto.- Me quedara aquí en Leuven por unos días mas, así que cuando entres en razón me llamas ¿Si?- Benjamin suspiro, no valía la pena decirle nada mas. Camille arranco y se fue. Benjamin regreso a la casa, no sin antes recoger el ramo de flores que le había traído a Alyse en señal de disculpa.



-¿Alyse?- la llamo Benjamin pero era obvio que no iba a contestar. Se fijo en la habitación principal pero no estaba allí. La encontró en el cuarto de Rose, junto a la cuna.


-¿Que te dijo?- pregunto Benjamin detrás de ella. Alyse estaba apunto de llorar así que lo ignoro y salio de la habitación. - No importa lo que te dijo... No es verdad- trato de tranquilizarla mientras la seguía . Alyse entro a la habitación principal y se sentó en el borde de la cama tratando de no llorar. Benjamin se sentó junto a ella, esta cubrió sus cara con sus manos. Con tanto drama no se había dado cuenta que Benjamin cargaba un ramo de rosas rojas en sus manos. Las puso junto a ella.- Siento lo que te dije aquel día... Espero que sepas que no es cierto.- paso su mano por la mejilla de Alyse.


-No me toques.- dijo mientras se corría. Benjamin suspiro y se levanto. Se encamino a la puerta,luego se volteo.


-Sabes Alyse, enserio te extraño... - al no oír respuesta alguno se marcho...




No hay comentarios: